Buscar este blog

jueves, 21 de noviembre de 2013

La predicción del crimen se convierte en una realidad

En Milán, un hombre se apresta a entrar a una farmacia ubicada sobre el boulevard Monte Rosa, pero ni bien coloca su mano sobre el picaporte de la puerta, es interrumpido por dos sujetos que le colocan las esposas. Se trata de un operativo de los halcones, agentes de una brigada especial de la ciudad italiana que utiliza un programa informático para trabajar en la prevención del delito. Dicho de otra forma, intervienen antes de que ese crimen sea cometido.
¿La película Minority Report se convirtió en una realidad? A diferencia del film protagonizado por Tom Cruise, los policías milaneses no se valen de tres seres que pueden ver el futuro, sino del software Key Crime. La herramienta recolecta información y, a partir de distintos algoritmos que incluyen el modus operandi del delincuente, puede prever dónde y cuándo será su próximo atraco.
La nueva manera de prevenir el crimen se llamapredictive policing
La policía predictiva (predictive policing) es una nueva manera de luchar contra el crimen. Si bien está en entredicho el hecho de que no se puede juzgar a un delincuente por un delito que aún no cometió, lo cierto es que ha servido principalmente para capturar a los criminales reincidentes o aquellos que actúan de manera serial. Para esto, la digitalización de los datos y las funciones de Big Data han sido fundamentales.
Los policías de Milán compilan alrededor de 20.000 datos sobre cada robo. Por ejemplo, de tres segundos de una grabación hecha por una cámara de seguridad es posible obtener unos 60 indicios claves. Estos datos permiten arribar a descripciones o definiciones, como la altura del criminal, el color de su ropa o su modo de caminar o de empuñar un arma, que se convierte en trascendental para la predicción del delito. En 2007, cuando la jefatura policial adoptó el sistema de Key Crime, apenas eran resueltos el 27% de los casos de robo. Un año después, esta tasa había aumentado al 45 por ciento, de acuerdo con la publicación italiana Panorama.
Milán no es la única ciudad del mundo con esta tendencia. En los Estados Unidos, el FBI ya ha trabajado esta técnica predictiva con policías locales, como la de Santa Cruz en California, donde el análisis informático de los robos cometidos permite enviar patrullas a los lugares más vulnerables. En Nueva York, el ex alcalde Rudolph Giuliani fue un pionero con el programa Compstat, que también estudiaba las estadísticas de los crímenes para distribuir a los agentes por la ciudad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...